¿Qué es la firma electrónica simple?

Escrito por: Marta Estudillo Fecha viernes 26, noviembre 2021 Categoría: Firma Electrónica

¿Qué tipo de firma electrónica necesito? Muchos profesionales se habrán hecho esta pregunta al interesarse por los servicios de firma electrónica y descubrir que existen diversos tipos: firma simple, firma avanzada y firma cualificada.

La elección de un tipo u otro de firma electrónica dependerá de las necesidades de cada profesional o empresa y del grado de seguridad que requieran sus transacciones electrónicas. En esta entrada te contamos qué es la firma electrónica simple, qué diferencias presenta con el resto de las firmas, su regulación normativa y la mejor opción de esta en el mercado.

¿Qué es la firma electrónica?

Como adelantábamos, el reglamento eIDAS (UE) 910/2014, que regula las transacciones y comunicaciones electrónicas, recoge tres tipos de firma electrónica diferentes. En función de la tecnología disponible y la fuerza legal del documento que requiera el usuario, se elegirá entre un nivel de firma u otro.

Así, según la definición de firma electrónica especificada en el artículo 3 del reglamento:

“La firma electrónica hace referencia a los datos en formato electrónico ajenos a otros datos electrónicos o asociados de manera lógica con ellos que utiliza el firmante para firmar”.

Es decir, la firma electrónica es el conjunto de datos que, asociados a un documento electrónico, ayuda a identificar a la persona que lo firma. Este tipo de firma digital identifica de manera inequívoca al firmante y dota de validez legal al documento. De esta manera, se sabe con certeza que el documento no ha sido manipulado o alterado tras el momento de la firma.

Además, la firma electrónica tiene la misma validez legal que la firma manuscrita tradicional, por lo que su naturaleza jurídica asegura la identidad del firmante y supone una prueba del consentimiento, vinculación y aprobación de la información contenida en un documento.

¿Qué es la firma electrónica simple?

Conociendo las características básicas de la firma electrónica, podemos decir que la firma electrónica simple es la que presenta un nivel de seguridad más bajo respecto al resto.

El uso de este tipo de firma supone la aceptación explícita por parte del firmante de una comunicación con una o más condiciones a través de una ventana de diálogo de aceptación. De este modo, la firma simple resulta adecuada para la firma de condiciones de uso y documentos o aprobación de los mismos.

Diferencia de la firma electrónica simple con los otros tipos de firmas electrónicas

Podríamos decir que la principal diferencia entre la firma electrónica simple y el resto es que esta es la que menor robustez jurídica presenta, ya que no se puede asegurar de forma indiscutible la identidad del firmante en comparación al resto.

Es por ello por lo que la firma electrónica simple es válida para comunicaciones muy básicas del día a día, como cambios en la política de privacidad o comunicaciones a los empleados que no requieran un alto nivel de seguridad por parte de la empresa.

En el segundo nivel en materia de seguridad encontraríamos los dos tipos de firma avanzada: firma avanzada por OTP (SMS) y firma avanzada biométrica. Ambas, aunque presentan algunas particularidades, cumplen con una serie de requisitos:

  • Están vinculadas al firmante de manera única.
  • Permiten la identificación del firmante.
  • Han sido creadas utilizando datos de creación de la firma electrónica que el firmante puede utilizar, con un alto nivel de confianza, bajo su control exclusivo.
  • Están vinculadas con los datos firmados por la misma de modo tal que cualquier modificación ulterior de los mismos es detectable.

Finalmente, encontramos la firma cualificada, siendo esta, por tanto, la que mayor robustez legal en todos los aspectos aporta en caso de conflicto. Esta se basa en la firma con certificado digital, emitido por una Autoridad de Certificación y es conveniente utilizarla en transacciones que requieren pleno respaldo legal, pudiendo defender las evidencias recogidas en caso de litigio.

Regulación sobre la firma electrónica simple

Como hemos avanzado, la firma electrónica simple queda regulada de la misma forma que el resto de tipos de firma electrónica: por la normativa europea eIDAS – nº910/2014, que regula lo relativo a la identificación electrónica y los servicios de confianza para las transacciones electrónicas en el mercado interior.

De esta forma, el reglamento eIDAS establece un marco jurídico común para los servicios de confianza y los medios de identificación electrónica en la Unión Europea. El objetivo de esta normativa es facilitar cualquier tipo de transacción electrónica entre ciudadanos, empresas y AAPP de cualquier Estado de la UE.


¿Cómo conseguir la firma electrónica simple?

La firma electrónica, en todas sus modalidades, es una herramienta que ha llegado para ayudar a las empresas en su proceso de digitalización con el fin de automatizar procesos, aumentar la productividad y reducir los recursos empleados en las tareas más rutinarias.

En Ivnosys, como Prestadores de Servicios de Confianza Cualificados y Autoridad de Certificación, contamos con la plataforma IvCert que ofrece todos los tipos de firma electrónica que necesites. Contacta con nosotros y te ayudaremos a escoger la opción que mejor se adapte a tus necesidades siempre cumpliendo con los máximos estándares de seguridad y validez jurídica.

Los comentarios están cerrados.